El Sol

Este Arcano es conocido por los antiguos como el Señor del Éxito, representa éxito de cualquier tipo, si bien al hacer el balance se puede decir que implica más logros materiales que de otro tipo. Debemos prestar atención a la palabra Logro, ya que no significa bienes ni riquezas, aunque estos logros pueden llegarle a la persona mediante la búsqueda y la obtención de una meta determinada. Es por sobre todas las cosas una carta de éxito.

Desde el punto de vista astrológico esta regida por la combinación de fuerzas de el Sol, Mercurio y Júpiter.

Los símbolos de éxito son las varas aladas (pensamientos) de Mercurio, la persistencia y la regularidad de el Sol y los rasgos expansivos que tiene Júpiter.

En el calendario romano esta carta está regida por: Apolo, Mercurio y Júpiter, mientras que en el griego lo es po: Febo, Hermes y Zeus. Por otra parte en el Egipto antiguo la regían: Amon - Ra, Thot y Ptah, el creador.

Como la felicidad, el éxito se puede alcanzar, pero suponer que se lo va a poder retener para siempre es algo muy diferente. Como el Sol, asoma, asciende hasta el mediodía de nuestra vida y, desde ese punto empieza a declinar, hasta que al final desaparece, por lo tanto esperar que el éxito o la felicidad sean eternos es algo tonto. El éxito exige concentración en un solo propósito, es un amo riguroso e insiste en contar con una devoción completa.

Cuando los aspirantes potenciales ingresaban al templo del éxito, se les decía que toda la clave de los logros se hallaba en tres palabras: APLICARSE CON CONSTANCIA.

Esto quería decir que no importaba en que se quisiera tene éxito, había que buscarlo de modo continuo, poniendo en segundo plano toda otra consideración.

A esos aspirantes seles enseñaba que los poderes ocultos podían venir en su ayuda si aprendían a invocarlos para que les brindara auxilio.

Para este fin se les enseñaba a pensar en forma correcta (varas aladas de Mercurio), a pensar de modo esperanzado y expansiva (Júpiter), porque esos aspirantes se iban a convertir en reyes de su propio éxito.

Por último se les enseñaba a consagrarse en forma constante, del mismo modo que el Sol es constante con su trayectoria y en sus amaneceres y ocasos, después de esto éstos estudiantes se convertirían en lo que significa la Luna en el terrenal signo de Tauro, el éxito material o en cualquier otro campo.

La explicación es que no llegamos a tener éxito porque nos desviamos constantemente del objetivo final.

Cualquier cosa que parece ser interesante nos distrae del trabajo intenso necesario para la consecución de nuestras metas, igual que a los niños, esa es la razón por la cual en esta carta aparecen dos niños tomados de la mano, caminando hacia los rayos del Sol, uno es un varón, el otro es una niña, lo que significa que hasta que no nos demos cuenta de cuales son nuestros talentos positivos y negativos, el Sol del éxito no brillará sobre nosotros.

En algunos mazos más antiguos las dos figuras son CASTOR y POLUX, lo gemelos celestiales. Cada uno de nosotros tiene un Yo gemelo, el Yo secreto del éxito, el que anhelamos ser. Muchos contentamos con ser el mundano y cotidiano CASTOR y dejamos de lado a POLUX, el gemelo reprimido que llora para que se lo libere, una vez que elegimos lo que queremos ser, recién ahí podemos saltar al éxito.

Pero a menos que reconozcamos a nuestros aspectos negativos, que son nuestros impedimentos personales, nos toparemos con obstáculos en nuestro camino hacia el éxito y seguiremos haciéndolo hasta que superemos nuestros defectos.

Para asegurar el éxito futuro hay que mirar hacia lo pasado y tomar en cuenta los errores cometidos, aislar sus causas y remediar sus efectos, entonces podremos caminar por el sender que conduce a la realización. En cualquier proyecto el éxito llega solo a través de la perseverancia, el esfuerzo intenso, la esperanza y la determinación combinados con la recompensa obtenida y con la sabiduría que se ganó en el pasado, por lo tanto debemos de tener en cuenta que las grandes recompensas solo vienen a través de los grandes esfuerzos.

Aún los logros pequeños, exigen la misma dedicación y la exclusión de cualquier otro interés antes de alcanzar el éxito.

Para obtener lo mejor de la vida es porbable que lo más adecuado, sea tratar de lograr una serie de éxitos pequeños en distintas cosas, antes de concentrar tods las energías en concretar un solo deseo importante.

Una vida de verdadero éxito es una vida equilibrada que cuenta con muchas experiencias.

Todo éxito se origina únicamente en el aprendizaje, la aplicación y la constancia en el logro del objetivo que deseamos alcanzar, la suerte es un asunto por completo diferente, viene sin que se la invite y sin que se luche por ella, puede entrar en la vida de cualquier persona, casi siempre cuando menos se la espera y, en ocasiones corona años de esfuerzos y empeño. El fracaso se debe a que no ponemos suficiente empeño en el intento, o bien nos cansamos demasiado pronto.

Raramente el éxito llega a quienes buscan a los demás para que los ayuden a recorrer el camino que eligieron, la idea de que si se conoce a gente importante y con inflencia nos ayudarán a conseguir que nuestros sueños se hagan realidad es una falacia.

Este arcano además puede significar pareja o sociedad exitosa. Nos habla de amor, alegría, felicidad, reconocimiento, autoridad, poder y jerarquía.

Sin bien invertida no es totalmente negativa en ciertas ocasiones nos puede significar estancamiento en situaciones que se planteaban como favorable, depresión, incertidumbre, fracasos, todo esto claro está dependiendo de las cartas que rodeen a este arcano en la tirada.