El Juicio

En Adivinación esta carta se refiere a una etapa en la vida del consultante, en que un asunto llegó a un punto crítico y que una vez resuelto el problema se producirán cambios. Este arcano no se refiere tanto al juicio que el hombre hace del hombre, ni a nuestro juicio personal sobre una situación determinada, sino a una evaluación de nuestro grado de desarrollo, que impone un cambio para que podamos seguir evolucionando. Así esta carta representa el juicio divino de los actos personales y prevé los efectos que sucederán a la causa.

Algunos no somos capaces de autojuzgarnos, es decir de juzgar nuestras facultades, carácter y talentos. Existen millones de personas en circunstancias desdichadas que anhelan que su destino mejore, pero que no realizan el esfuerzo necesarios para lograrlo, porque tienen miedo de fracasar, esas personas no esperan el juicio divino, sino que pesan sus acciones un una balanza y, de antemano se condenan como fracasados  o incompetentes.

Y, sim embargo, no se debe temer al juicio divino, porque además del castigo puede dar grandes recompensas y felicidad.

Este Arcano puede traer como significado tanto promesas como advertenicas.

Nos dice que el esfuerzo inicial tiene que provenir del inidividuo, después el juicio va a decir si su papel fue el adecuado o no, pero prejuzgarse a sí mismo sin haber hecho el esfuerzo y hallarse culpable no es lo adecuado ya que se condena a sí mismo en lugar de permitir que los acontecimientos y el destino sean los que lo hagan.

Se cosecha lo que se siembra, por lo tanto también nuestras intenciones tienen que ser las correctas. De nada sirve prestarle un servicio a alguien, si nuestro acto se basa en una mala intención.

El poder del Universo que nos ha creado es el verdadero juez que recompensa o castiga y lo hace por las intenciones así como por los actos y los logros.

El juzgamiento tiene lugar en muchos momentos de nuestra vida, hay momentos en los que se nos somete a juicio, al que siguen cambios de importancia.

Lo que sucede después puede ser más fácil o más difícil, ello dependerá del resultado del juicio que afrontamos por nuestros actos pasados.

En toda experiencia vital tenemos que aplicar el juicio, es probable que la mayoría de nosotros haya experimentado, en algún momento de su vida, una situación que parecía ser una total injusticia y que nos hayamos preguntado porqué nos pasó a nosotros, cuando no hay una explicación evidente tenemos que supone, que hay una razón kármica para tales situacones, es el precio que se paga por algo que se hizo en el pasado, en una encarnación anterior.

Esta carta señala que hemos llegado a un punto crítico de nuestra vida, un punto que no se limita a nuestra vida presente, sino que se relaciona con nuestros karmas pasados, con lo que hemos conseguido, bueno o malo, en nuestras encarnaciones anteriores.

Esta carta simboliza esos momentos de ajuste de cuentas y, aún si el veredicto es adverso, una vez cumplido el castigo alcanzamos el estadío en el que vienen las bendiciones insospechadas para nosotros.

Pero la naturaleza humana es muy extraña, aunque por lo común aceptamos el castigo, no podemos aceptar que con tanta facilidad se nos tenga que bendecir. A tdo período de aflicción le sigue despés un período de compensación, pero nos cuesta reconocer que eo tuvo que ocurrir pues de lo contrario no se hubiera realizado.

Los que acaban de pasar por la etapa representada por el Juicio, piensan cuanto tiempo más van a permanecer en el caos, eso depende de la magnitud de deuda a saldar, pero en algún momento tiene que haber un punto en el qe se produzca el cambio.

Por lo general el tercer aniversario de nuestra crisis señala el punto de cambio, aunque el progreso en el sendero que lleva a lo oculto y al conocimiento ocultista incita a las fuerzas kármicas con bastante más vigor que si la persona no hubiera adquirido conciencia de lo oculto.

Con el conocimiento llega la fuerza para enfrentar y entender y de esa manera sobrevivir a las aflicciones de la vida, por eso es que no hay que preocuparse por lo que pueda ocurrir, lo más probable es que no ocurra ya que las peores de nuestras preocupaciones son las que nunca se concretan.

Esta cara esta regida por Plutón y nos habla de intensidad, transfomación, destrucción y resurrección, curación, fuerzas superiores, poderes ocultos, nos habla de un cambio desde el punto de vista puramente personal, es el despertar de la conciencia cósmica, es elevarse por sobre lo negativo.

Si este arcano sale invertido es desilusión, aislamiento, pérdida desde el punto de vista persnal, son preocupaciones y temores e incapacidad para resolver los problemas que nos aquejan, nos habla de fracasos y la posible pérdida de bienes mundanos.

A nivel legal nos habla de juicios los cuales van a salir bien o mal segun como salga este arcano, si al derecho o al revés.

Cuando hacemos una tirada astrológia y en la casa IX está relacionada con jueces, magistrados y por consiguiente con juicios que tenga pendiente la persona que consulta, por lo tanto si la pregunta se refiere en forma puntual a este hecho lo tenemos que ver en esta casa y ver por lo tanto si sale esta carta u otras que hagan referencia al tema.