El Ermitaño

Se lo conoce también con el nombre de El Heremita, se lo puede interpretar como un hombre que está a la búsqueda de sí mismo, que comienza una larga jornada para encontrar su propia alma a través del recogimiento. 

Lleva en su mano una linterna encendida, la cual significa el conocimiento que el anciano ya posee, más la fe en el credo que practique, es la luz mediante la cual el Ermitaño espera hallar la verdad. El cayado que lleva en su mano izquierda nos habla de una experiencia sobre la que apoyarse y el ech de que la figura sea la de un anciano es porque nuestra alma es  tan antigua como el tiempo.

Debajo de su capa está desnudo, como lo están todas las almas, pues la verdad no se encuentra en las cosas externas, ni en las experiencias de los demás, sino que surge dentro de nosotros.

Representa a la especie humana buscando el alma, la chispa de lo eterno, que está dentro de cada uno de nosotros, nuestra esenci. Pero hay algo más profundo, es el ocultista que súbitamente se despierta y se da cuenta que está completamente solo, porque ese es uno de los incovenientes que trae aparejada la iniciación. Aunque pueda estar entre la multitud, en su interior hay soledad, porque sus estudios y sus actos lo segregan.

Es el autoanálisis constructivo que conduce a la sabiduría y a la prudencia. La autojustificación conduce al miedo y al exceso de precaución, que se expresan en forma de dudas sobre los motivos que impulsan al resto de la gente.

Alguien que comienza a preguntarse ¿Qué Soy? o ¿Quién Soy? es que llegó al estadio de desarrollo representado por este Arcano.

Un Ermitaño es una persona que en forma voluntaria elige vivir separada de sus semejantes.

La compañía constante destruye el alma, porque mutila la capacidad de pensar y razonar, ya que la facultad de estar solo es un logro. El Ermitaño que sale invertido en una tirada, es el que realmente anhela estar en un medio de amigos y familia, quizás esté solo por motivos diferentes, pero su deseo es salir de esa soledad porque se le torna insorpotable, nos habla de timidez, de temor de estar solo en lugar de elegir "estar a solas", lo que le falta a los solitarios es el esclarecimiento de si mismo.

La antigua sabiduría sostiene que si buscamos algo dentro de nosotros lo encontraremos. El nombre Hermitaño con H viene de Hermético (Hermes Trismegisto) mientras que Ermitaño sin H significa Eremita, persona apartada, solitaria y sabia.

Este arcano está regido por el signo de Virgo, y nos habla de una persona detallista, minuciosa, discriminativa a nivel mental, con cualidades analíticas, perfeccionista, crítico, cauto, consciente, que enseña con el ejemplo, dedicado al servicio humanitario.