¿Qué es la numerología?

La Numerología es una ciencia que al igual que la Astrología con los signos del Zodíaco y sus planetas, nos ayuda a estudiar al ser humano y los acontecimientos que a este le suceden.

Pitágoras nos habla de que el Universo está dominado por el poder de los números, fundamentándolo en el hecho de que toda vibración va a activar un proceso y por lo tanto que todo proceso va a cumplir una función, de lo cual se deduce que toda función tiende a un designio.

Cuando ponemos en acción la vibración, el proceso va a cumplir las funciones que le son propias, por lo tanto las funciones van a llevar en forma irremediable al designio, del cual la vibración es su animador.

Los Números van a relacionarse con los cuatro elementos y con los planetas.

La Mónada, es el Número 1, el Padre, el inicio y vibra con el elemento fuego creador, La Dúada, el 2, lo relacionamos con la Luna y por lo tanto con el agua y estos dos principios, Padre- Madre, van a engendrar al Hijo (el 3), dando origen así al Cuaternario o se la materia. El Padre, ese ser único, al entrar en las limitaciones del ser, se vuelve Dual.

Pitágoras se basó en las Leyes de los Opuestos para fundamentar su Filosofía de los Números, el había heredado toda esta sabiduría de los Atlantes, cuando estos, luego del hundimiento de la Atlántida, recalan en Egipto, fundando una colonia que llamaron Egipto Rojo.

Los principios eternos están representados por los números, que rigen el proceso secreto de la creación.

Cada número tiene en si un poder, una conciencia y una fuerza activa, esa conciencia va a modelar la existencia de todo lo creado y va a marcar nuestra realidad.

Estos números están íntimamente asociados a nuestra conciencia y por lo tanto relacionados íntimamente con nuestros pensamientos.

El número está en el origen de todas las cosas y es creador de nuestra realidad.

La Ley de las Vibraciones, regula a todos los seres y su vida a través de la ciencia de los números, estas Leyes son principios herméticos.

Las Leyes en las que se basa la Numerología, representan el conocimiento de nosotros mismos, se trata de una ciencia evolutiva. Los Números al igual que las Letras son energías.

Como ya comentamos anteriormente el origen de la Numerología es Atlante, se dice que la trajeron los vencidos y Pitágoras extrae de aquí el conocimiento, fundando en Crotona una escuela religiosa, cuyo emblema era la Santa Tetraktys, representación simbólica de los números y de la armonía de estos.

Otro de los orígenes que se le atribuyen a la Numerología es la Kabalah, la palabra Kabalah significa tradición y se dice que es un regalo de los Dioses, procede de una raíz que significa "predecir" y es análoga a la Sanscrita "SMRITI", o sea recibir por tradición.

Otro de los orígenes de la Numerología proviene del Cristianismo de la Edad Media. En esta época varios estudiosos volvieron al saber antiguo, lo cuantificaron artmeticamente y lo dejaron asentado en libros de piedra que son las Catedrales. O sea que las correspondencias de sus dimensiones, daban en su relación por GEMATRÏA, el nombre de Jesús, el nombre de Dios.

A partir del Renacimiento estas dos fuentes de conocimientos se fueron agrupando y formaron un cuerpo de saber llamado Numerología.

La Numerología se puede indagar en textos Masónicos, todos los Masones descienden de Pitágoras. La Masonería era una Orden Numerológica, en ella se salvaguardaban las vibraciones de los números. Se Tabajaba con 33º (grados), los cuales se los relacionaba con las 33 vértebras y además con los Chakras.

La Kabalah es el origen y el fundamento de el Tarot, la Astrología, las Ciencias Ocultas y la Numerología.

Tanto el Zohar (Zohar o la Midrash), compilado por el Rabi Simeon Ben Jochai como el SEPHER YETZIRAH o Libro de la Creación, es un fragmnento del Libro de los Números.

El ZOHAR, es uno de los grandes libros sagrados de la Kabalah.

El Zohar cuenta con tres métodos de cálculo que son: la GEMATRÏA, el NOTARICÓN y la TEMOURA.

La GEMATRÏA consiste en calcular el valor numérico de las palabras,

El NOTARICÖN, se basa en juntar las letras iniciales o finales de las palabras de una sentencia y formar con ellas una frase del mismo valor.

La TEMOURA, consiste en hacer distintas combinaciones, con las letras de una palabra, como ser, Amor, Omar, Roma, Mora.

Existen además el ALBATH y el ALGATH, de muy difícil práctica.

Se utiliza también el Alfabeto Hebreo llamado, "Las Letras de los Ángeles".