Escorpio. El hipnotizador salvaje.

SEDUCCIÓN. Misterios por resolver.

Te enfrentas al signo más sexual del zodiaco y antes de que te plantees cómo conquistarlo ya te habrá desnudado con su carismática mirada y se habrá acercado sigilosamente a ti. Podrá parecer que no le interesas, pero es sólo una de sus tácticas. Tienden a relamerse antes de hacer nada, ya sabes, como el perro de Paulov, y les vuelve locos la intriga así que lo mejor que puedes hacer es recurrir a tu ingenio para que te “saboree” primero con la imaginación. Un toque de insinuación física para que le desespere saber cómo es tu ropa interior, una dosis de tonteo con aire autosuficiente (si utilizas a un tercero en discordia sus celos activarán inmediatamente el deseo de poseerte) o un beso a medias seguido de un “ahora vuelvo” son armas infalibles para acaparar la atención del ardiente escorpión. Si consigues resistir a su hipnosis sexual y le das alguna que otra pista sobre lo que puede ocurrir esa misma noche… le tendrás dispuesto a investigar todos los secretos que encierra tu cuerpo…


EN LA CAMA. Duelo de titanes

Te creías que ya estaba todo ganado, verdad? Pues ahora comienza el verdadero combate –absténganse tímidos-. Para los nacidos bajo este signo el sexo es absolutamente fundamental, una manera de comunicarse y de dejar bien clarito cuál es su lugar en el mundo. Querrán controlar la situación y a la vez jugar con el “quiero y no puedo”, lo que se traduce en un constante toma y daca salvaje que pasará por más de diez posturas, cuarenta proposiciones indecentes, tres o cuatro juguetitos y algún escenario surrealista. ¿Quieres volverle completamente loco? Accede a sus fantasías, pero no le dejes hacer siempre lo que quiera. Es más, déjale bien claro –a ser posible con tu cuerpo, tus dientes y esas uñitas díscolas-, que “tú también mandas”. Qué, ¿no viste Instinto Básico?


FANTASÍAS. La fiera de mi niña.

Nunca pierdas de vista que peligro y misterio son dos conceptos que, digamos, excitan a un escorpio. Puedes llevártelo a algún lugar histórico, al escenario de un crimen o a cualquier paraje exótico que le haga imaginar otras vidas. Y hablando de imaginar otras vidas, si sabes narrar no dudes en contarle al oído cómo os lo montáis en una orgía con aroma a sándalo mientras le pellizcas suavemente o guías sus manos por tu cuerpo.
En cuanto al peligro, si no eres amigo de las armas afiladas (casi mejor), siempre podrás atarle las manos o ponerle una mordaza para juguetear a tus anchas. Luchará tenazmente para recuperar el poder y cuando lo consiga es probable que se coloque sobre ti a cuatro patas y te inmovilice primero para “devorarte después”… ¿seguro que sabes dónde te has metido?


Ella...

Tiene el apetito sexual de varias mujeres y un gran entusiasmo por la vida. Hambrienta de conocimientos y experiencias siempre le gusta estar a la última. Seductora, intuitiva y demandante, no perdona si se siente traicionada. Una relación con una mujer Escorpio no es nunca una asunto amistoso. Sus fantasías se pasean por las cimas y los abismos. Le encanta experimentar. Le gustan los guantes largos y las medias negras.


El...

Los Escorpio tienen una casi femenina capacidad para emocionarse, aunque no llevan precisamente el corazón en la mano. Pueden ser sarcásticos, fríos y crueles al mismo tiempo que magnéticos, dinámicos y cariñosos. Son muy reservados pero pueden hacer hablar a cualquiera. Los Escorpio son capaces de desnudar a una mujer con la mirada, ya que no tienen límites para su curiosidad sexual e incluso pueden pasearse por las veredas de la ilegalidad. Les gustan las mazmorras, los doberman y que se les suplique misericordia.

 

Libra. El depredador inteligente.

SEDUCCIÓN. Ante la duda…

¿Cómo se seduce a “un reloj”? Exacto; con precisión. Los libra son tan ordenaditos que si te distraes en el orden de los pasos del cortejo te tirarán a la basura. Son perseverantes con sus presas, aunque siempre disimulan sus deseos, así que te creerás que eres tú quien los seduce… ni de coña. La mejor táctica es mostrarte sutil pero firme; si quieres algo, hazlo y, sobre todo, no les des alternativa porque su incapacidad para decidirse te tendrán en vilo toda la noche. Embáucales con el ambiente, la cena, las velas… y cuando les tengas rodeados no flaquees en tus gestos porque sino te verás repitiendo todo desde el principio!!! Y a ellos les gustan tanto los principios…


EN LA CAMA. La hora del sexo

Si por los Libra fuera cronometrarían el acto sexual y lo fijarían como una actividad más dentro de su agenda semanal. Todo un reto, sí, porque si consigues que subrayen esa actividad con un rotulador habrás conseguido tenerlos a tus pies. Tienes total libertad para hacer lo que quieras porque aceptarán tus propuestas y si la luna te sonríe te sorprenderán con uno de esos modelitos que tanto te excitan, se desnudarán lentamente y se moverán despacio esperando a que los devores. Lo suyo no es una pasión desenfrenada pero cuando un libra se entrega es capaz de hacer el amor hasta que caiga rendido. ¿Tomaste vitaminas?


FANTASÍAS. A sus órdenes

A estos falsos tímidos les vuelven locos las relaciones de poder. Sueñan con dar órdenes a su partener o someterse obedientes a sus deseos. Incluso un buen cachete les hará gemir de placer. Eso sí, debes saber cuándo dárselo porque un solo error te dejará marcada una bofetada en la cara para siempre y desnudo a la intemperie en medio de la noche!
Ellos nunca te lo dirán, pero si ves un extraño brillo en sus ojos ofrécete como su esclavo del amor y te descubrirán un universo paralelo en el que los fríos libras arden como un volcán. ¿Con quién te creías que estabas jugando?


Ella...

La mujer Libra es la sacerdotisa de la diosa Venus una diosa en sí misma. Su encantadora apariencia, su gracia y su extrema elegancia no pasan desapercibidas. Necesitada de admiración, se enamora de todas las personas a las que ella admira a su vez. EI coqueteo es su hobby, por lo que a veces puede parecer una descarada. Odia estar sola y por eso, habitualmente, tiene a varios hombres alrededor para estar segura de que siempre habrá alguien en su vida. Le gustan la moda, los adornos y sentirse bella e irresistible. Adora los espejos, los perfumes y las aventuras románticas.


El...

A los Libra les resulta casi imposible permanecer fieles. Consideran a las mujeres como a flores de un jardín y les gustaría recogerlas todas. De cualquier forma, una vez las han conseguido no saben qué hacer después. Zarandeados por Intensas emociones su encanto puede proporcionarles más líos de los que pueden manejar. Puede ser un gigoló o un Casanova porque odia estar solo. Pero también le molesta sentirse dominado y puede ser más terco que una mula. Le gustan las mujeres, el champán de marca y los regalos caros.

 

Sagitario. El embacaudor complaciente.

SEDUCCIÓN. Los reyes del coqueteo.
Sólo dos cosas: riéle las gracias y hazte de rogar. Así de sencillos son los sagitario. Directos en el trato –y en el acercamiento sexual-, con gran sentido del humor y cierta tendencia a meter la pata. En cuanto te fijes en ellos los tendrás merodeando a tu alrededor. Disfrutan de la persecución y prefieren conquistar que ser conquistados, así que tendrás que jugar al perro y al gato, incluso cuando ya estéis sentados en el sofá. Hazle ver lo que viene después, pero no te olvides de dejarle con la miel en los labios. Retrasar el deseo les volverá locos y podrá parecer que de un momento a otro saltará sobre la mesa y se pondrá a aullar (espontaneidad no les falta) pero si sabes jugar tus cartas y ejercitas el coqueteo será sobre ti sobre quien salte. Literalmente.

EN LA CAMA. Monólogos de la vagina…
Te sorprenderás mezclando carcajadas con esos otros sonidos. Si te gustan las emociones y tienes imaginación estás de suerte, porque ellos, generosos, harán cualquier cosa por complacerte. Aprovecha la ocasión, ábrete… y pide por esa boquita todo aquello que siempre soñaste… con ellos no caben los juicios de valor.
Tampoco tú deberás tenerlos porque te encuentras ante el signo más original, capaz de retransmitirte todo cuanto hacéis mientras pone muecas y te encuentra esos puntos que hasta ahora sólo tú conocías. Después de una noche con un sagitario no quedará ni un solo centímetro de cuerpo fuera de su alcance…

FANTASÍAS. El club del gourmet
Además de juguetones y risueños, los nacidos bajo este signo son hipersensibles a las caricias. Los pequeños gestos sugerentes les ponen a cien así que, ¿por qué no dilatar el deseo un poquito más? Cubre tu cuerpo de frutas, chocolate, miel… lo que más le guste y adviértele que no puede dejarse nada en el plato o se quedará castigado sin postre… Ellos son de buen comer y este suculento recorrido quedará grabado en su memoria para los restos. Una vez que haya “saciado su apetito” conquistador tendrá que prestarse al mismo juego y, no lo dudes, ahí empieza lo bueno!!!

Ella...
Independiente, libre y con un gran sentido de la amistad, la mujer Sagitario lanza sus flechas lejos y con fuerza. Le encanta viajar (a menudo, de cama en cama) y le atraen irresistiblemente las cosas nuevas, sobre todo si le provocan escalofríos de miedo. Lentos precalentamientos la dejan fría. Por contra, le encanta la brusquedad y la violencia. Fantasea con líos con desconocidos en trenes o aviones, o bien ser poseída violentamente en plena naturaleza. Le gustan las playas nudistas y los hombres recios.

El...
Cree profundamente en la bondad del ser humano y por esto nunca está triste. AI contrario, siempre está preparado para jugar. No está hecho de pasta de marido. Necesita gran cantidad de sexo en su vida y puede ser muy romántico si está de humor. Puede ser el alma de pequeñas reuniones, pero las multitudes le acobardan. Le gusta conquistar, las puertas grandes y los misterios del universo.

Leo. Debórame otra vez.

SEDUCCIÓN. El cazador cazado.
Nos enfrentamos al rey de la selva y todos sabemos cuáles son sus puntos débiles. Vanidad, control y éxito. A los Leo les encanta merodear frente a su presa y saber que ELLOS la han cazado, así que sólo debes saber jugar tus cartas. Una actitud reticente les supondrá un reto excitante, así que juega con ello. También les encanta que les adulen, no te cortes en hacerlo y muéstrate sensual y encantador. Cuanto más “bonita” sea su presa, más entusiasmo pondrán. Estás ante uno de los signos más desenfrenados, así que en tu mano está dosificar este torrente de pasión. Ellos creerán que te han conquistado, lo que no saben es que has sido tú quien ha marcado el ritmo…

EN LA CAMA. Fuego en el monte de Venus.
Una vez que te “has dejado cazar”, los nacidos bajo este signo te devorarán lentamente. Es más fácil dejarte amar que amarles, pero no dudes en proponerles algún juego que les saque del clásico revolcón. Son juguetones por naturaleza y les encanta el preámbulo así que provoca su deseo hasta el límite soportable y verás cómo se retuercen de placer, si es que antes no te han agarrado por la cintura y te han hecho escalar a la cumbre. Eso sí, nunca les vale con uno sólo…. ¿tomaste vitaminas por la mañana?
En cuanto a los resultados, si algo les caracteriza es su franqueza. No tardarán dos segundos en decirte si han disfrutado de verdad y, ve haciéndote a la idea, tu orgasmo no es más que un éxito para ellos!!!.

FANTASÍAS. Voayeur de sí mismo.
Ha quedado claro que los Leo están encantados de haberse conocido, no? Pues dos más dos son cuatro; llévatelo al espejo más cercano y le darás el gustazo de mirarte y mirarse mientras disfrutáis. A ellos las cosas “les entran por los ojos” y se revolverán en su trono si les regalas un buen streptease… nada complace más al rey de la selva que mirar por última vez a su presa antes de devorarla. Otra de las grandes ventajas de estos amantes tan “activos” es que les puedes pedir que te hagan todo lo que se te ocurra, que ellos tendrán su particular ego-orgasmo dándote placer. Aprovecha la ocasión!!!

Ella...
Las mujeres Leo tienen muy mala memoria y se aburren rápidamente, por lo que pueden olvidar a su mejor amante con una facilidad descorazonadora. La vulgaridad y la falta de atenciones hacen que la mujer Leo se vuelva frígida. Ella lo necesita todo a gran escala: vestidos, alabanzas y hombres. Sexualmente es muy apasionada y puede aterrorizar a hombres sensibles o tímidos. Sus fantasías son hacer el amor en un escenario, tener amantes célebres y vivir aventuras inolvidables. Le gustan los hoteles caros, las ciudades exóticas y ser adorada.

El...
EI hombre Leo necesita pasión en su vida, por lo que todas las mujeres son el amor de su vida y mientras el sentimiento le dura, esto es verdad. Lo malo es que es infiel por naturaleza. Necesita mucho sexo y además que sea dramático e inolvidable. Su energía para hacer el amor es envidiable. Su forma de hacer el amor es bastante previsible. No suele complicarse la vida con fantasías, él todo lo que piensa es porque puede hacerlo. Suelen ser celosos de sus parejas, pero esperan total libertad para ellos. Le gustan los deportivos y las top models, y que le acaricien la espalda.

Virgo. La pasión dormida.

SEDUCCIÓN. El pulpo distraído
Los nacidos bajo este signo quieren ser seducidos sin sentirse cazados. Mejor espera a que se muestren interesados y despliega todos tus encantos para que se intriguen. Si quieres un primer contacto físico, aprovecha un concierto, el vaivén del autobús o abrázales mientras les enseñas a volar una cometa (aunque no tengas ni idea de cómo hacerlo). Cuando hayan empezado a salivar sintiendo el calorcito y la cercanía de tus labios aprovecha para retirarte, eso les vuelve locos. Y si quieres algo más, ya puedes ir preparando la típica cena con alfombra y chimenea. Ahora los dos sabéis qué será lo que sigue pero les tendrás observando cómo logras llegar a tu objetivo. Una pista: su pecho es extremadamente sensible…

EN LA CAMA. Placeres empíricos
Vagos. Ellos son fundamentalmente vagos. Y agradecerán que lleves la iniciativa hasta que su ardor les haga salir de su letargo. Entonces querrán jugar y te pedirán cosas de las que ni habías oído hablar. Es un signo muy documentado, y te ha estado esperando para experimentarlo TODO. Te sorprenderán cambiando de actitud. A veces parecen estar aburridos y tus manos y tu lengua tendrán que “animarlos” con una mezcla de suavidad y salvajismo. Otras, no te dejarán ni moverte porque querrán “descubrirlo todo sobre ti”. Acéptalo, nunca sabrás con cuál de sus dos personalidades te acostarás esta noche y cuanto más flexible seas más podréis disfrutar. Eso sí, ¿tienes algún caprichito sexual? Pues estás de suerte; hoy lo probarás.

FANTASÍAS Un dulce despertar
Limpitos ellos y fundidos con la naturaleza, no hay nada que les guste más que sentir la brisa sobre su cuerpo, el calor en la piel o escuchar el mar mientras hacen el amor. Puedes “bañarles” tú mismo sin olvidarte ni un solo centímetro de su piel –da muy buenos resultados-, aunque en realidad nada les gustaría más que quedarse dormidos sobre el césped y ser despertados muy lentamente por el cosquilleo de la hierba, el calor de otra piel, un susurro al oído y la humedad de otra lengua… Una vez que sean presas del placer incontrolado entre la vigilia y el sueño les tendrás totalmente entregados a la pasión más sensual.

Ella...
Para una mujer Virgo el sexo es una cosa de la que se suele avergonzar con frecuencia. Tanto lío y tanta confusión no le interesan, pero como entiende que es algo por lo que hay que pasar, la mujer Virgo permite que su pareja le haga el amor aunque en el fondo siga prefiriendo planchar la ropa. Limpia y femenina insiste siempre en que es absolutamente necesario darse un buen baño antes de meterse en la cama con ella. Le gustan las fantasías de médicos y enfermeras y le excita mucho bañar, perfumar, pintar y disfrazar a su pareja. Le encantan las fantasías orientales en las que ella suele verse como una esclava dispuesta a obedecer en todo a su dueño. Le gusta la ropa interior blanca, el olor a limpio y las flores frescas.

El...
Siempre adolescente, el hombre Virgo es el voyeur del Zodiaco y puede llegar a engancharse con lo que ve. Esto puede llegar a ser intolerable para su pareja porque en cualquier parte de la casa donde esté, siempre aparecerán sus ojos espiándolo todo. Prefiere las mujeres que tomen la iniciativa. Una vez que conoce el camino puede ser un amante muy complaciente, aunque le da vergüenza hacer algunas de las cosas con las que disfruta mucho mirando. Le gusta la limpieza, la decoración y tener razón.

Cancer. El rey de la imaginación.

SEDUCCIÓN. A Dios rogando...
A un cáncer no se le gana con el simple deseo. Esa es la pauta fundamental que nunca se debe olvidar. Fogosos ellos, una vez que han superado la timidez, a los cáncer se les seduce diciéndoles cosas como “quiero ir despacio porque esto me importa”. Acto seguido verás cómo el cangrejo cerrará sus pinzas sobre ti y te abrumará con toda clase de besos, abrazos y lametones. Les encanta esa extraña mezcla entre el “tierno buscando un cómplice” y el “salvaje descubriendo nuevos mundos”, así que arréglatelas como puedas para hacerle ver lo sensible que eres mientras le arrancas a mordiscos la ropa… Por ejemplo, si le vas a morder la oreja, procura decirle antes algo hermoso. Y si, por el contrario, le vas a acariciar inocentemente, debes mezclarlo con alguna sugerencia calentita mirándole fijamente a los ojos, porque si hay algo que les excita a los nacidos bajo este signo es la contradicción. Ya sabes, la técnica de la distracción.

EN LA CAMA. Imaginación al poder.
La clave: dale confianza y verás ante ti un volcán en plena erupción. Una vez atravesado el caparazón de los cáncer descubrirás una sexualidad sorprendente. Nada de las posturitas de toda la vida, que eso ya lo han visto en las pelis. Lo que quieren ellos es jugar, así que no te equivoques ni un pelo yendo a por el coito de buenas a primeras porque no volverán a repetir contigo en la vida. Ellos, entiéndelo bien, quieren divertirse. Y eso significa darle cancha a los prolegómenos y, por supuesto, a la imaginación. Una historia bien contada, un poco de riesgo en un lugar medianamente público, unas caricias bien hechas, probar con algún juguetito por sorpresa… y serás literalmente devorado por su deseo desbordante… estás preparado?

FANTASÍAS. Átame.
Exibicionisas no son, para qué nos vamos a engañar. Eso sí, tú cuéntale al oído que eres un desconocido que se sentó en el tren a su lado y l@s verás retorcerse de placer con los ojos bien cerrados.
No es que no quieran verte, es que lo de “no saber” les pone. Hazle notar tu aliento en el cuello, bien cerquita de la nuca, y no dudes en ponerle una venda en los ojos, por aquello de despertar su imaginación calenturienta. Tampoco es que les vaya el rollo sado, no te confundas, pero eso de que al cangrejo le rompan el cascarón mientras mira para otro lado… Mmmm…

Ella...
Las mujeres nacidas bajo este signo son dulces y al mismo tiempo violentas. Les gusta mucho dormir de día y disfrutan de la noche más que nadie. Su amor es muy maternal, necesitan estar enamoradas para hacer algo y nunca olvidan. Son tímidas a pesar de que, una vez perdidas sus inhibiciones, son intensamente sexuales y saben como hacer feliz a su pareja. EI agua forma parte de sus juegos y no desdeña una buena masturbación cuando hace falta. Le gustan las joyas y es muy ahorrativa.

El...
Le encantan los secretos y puede estar enamorado de alguien un año antes de decírselo, no porque le dé vergüenza sino porque disfruta con el secreto. Es muy celoso y puede colocar a su amante en un pedestal, pero nadie ocupará el lugar de su mamá. Tiene un sentido del humor excéntrico y es de naturaleza romántica. Su deseo es variable como las fases de la luna. Le gustan las mujeres con ropa interior blanca y aunque no se atreve a decirlo, le gustaría casarse con una virgen.

Tauro. Un gourment en mi cama.

SEDUCCIÓN. El imperio de los sentidos
Estamos ante un signo galante, paciente y tremendamente sensual. Son de pocas palabras pero ni falta que les hace porque si han decidido que te quieren en su cama, serán capaces de hacerte el amor con la mirada… Cuida tu ropa interior que te parece tan excitante y disponte a una larga y sensual seducción en la que los sentidos serán los protagonistas. No hace falta que le cuentes nada, es mejor que le “sugieras”, que les mires insistentemente, que les dejes con la miel en los labios…. Cualquier tipo de tacto les excita sobremanera, desde un inocente roce hasta una caricia llena de intención. A los Tauro les encanta ir despacito para poder hacerse una idea de todos los placeres que podrán compartir contigo… y ten por seguro que no se olvidarán de ninguno. ¿Creías que conocías el mundo de los sentidos? Bienvenido al paraíso de la sensualidad.

EN LA CAMA. Las mil y una noches
Aunque son grandes seductores, les gusta que tomes la iniciativa y nunca te dirán que no a nada. Les vuelve locos dar placer y no escatiman en tiempo para lograrlo, así que es el momento de probar todo aquello que se te había pasado por la cabeza y no te habías atrevido a hacer. Eso sí, si buscas “uno rapidito” te has equivocado de signo porque antes de llegar al final el tauro te habrá descubierto un universo de sensaciones que no habías probado hasta ahora. ¿Puede llevarte al éxtasis sentir una respiración? ¿o unos mordiscos? ¿o unas hábiles caricias? ¿o escuchar las palabras exactas? Si quieres saberlo, lígate a un tauro y podrás comprobar durante horas que el sexo es muuuuucho más de lo que te habían contado!!

FANTASÍAS. El mapa de tu cuerpo
Los tauro son los reyes de los sentidos y te sabrán agradecer que les regales tiempo y placer. Si hay algo a lo que no se pueden resistir es al tacto, así que dibuja un mapa del “tesoro” sobre su cuerpo, tápale los ojos y recorre el camino con tus manos, tu lengua, tu… lo que quieras. No olvides dejar algún manjar que puedas hacerle llegar de vez en cuando con tu propia boca. Es posible que ellos estén imaginando que sois más de uno, que está rendido ante todo un harén de hombres y mujeres que le acarician, rozan, muerden y besan…. Déjales soñar…. Y asegúrate de que despiertan en el momento clave!!!!

Ella...
EI compromiso total es lo que desean las mujeres de Tauro, aunque son muy realistas y prácticas a pesar de su aspecto romántico. Se sienten muy impresionadas por los regalos y los detalles. Su amor a la comida y a la bebida puede convertirse en un problema. Prefieren las relaciones lentas y sin prisas al sexo rápido y lo conocido a lo sorpresivo, pero siempre están dispuestas a agradecer cualquier pequeño regalo, sobre todo, si se trata de algo hecho con amor.

El...
Pueden ser increíblemente cabezotas incluso en contra de sus propios intereses, aunque también son extremadamente fieles. No están interesados en las variaciones exóticas pero darían la vida por hacer felices a sus parejas. De hecho, no pueden estar sin una mujer al lado. Su principal problema son los celos y el amor al dinero. Les gustan las casas con jardín y el sexo los viernes, en la cama y con la de siempre.

Acuario. El coleccionista de sensaciones.

SEDUCCIÓN. Disculpa, ¿dijiste sexo?
Estos extraterrestres del zodiaco, que bien podrían estar de paso en la Tierra, son los eternos observadores, los científicos, los innovadores, y tendrás que asumir su carácter distante si les quieres conquistar. Lo primero es hacerse notar, que se fije en ti como lo hace el resto de la reunión. Una vez que has dado muestra de tu presencia le ofrecerás un primer plato para ellos suculento: el intelecto. Hazle preguntas interesantes, habla sobre cualquier tema actual y, cuando hayas despertado su “libido mental” ofrécele el “postre” sin dilación. A ellos les encanta que seas directo y, aunque se muestren reticentes al principio, sucumbirán a tu seguridad.
Con los acuario hay que cocinar a fuego lento pero cuando estén en su momento álgido descubrirás que son los grandes exploradores del placer.

EN LA CAMA. El placer tranquilo.
Sensaciones. Eso es lo que buscan, más que cualquier matiz sentimental. Les verás cerrar los ojos y dejarse llevar pacíficamente hasta que consideren que han llegado a donde se proponían… pero no te muestres sólo complaciente. Si hay algo que un acuario valora es que su amante exija el derecho al placer y pida abiertamente lo que desea. Les encanta cualquier novedad: posturas, prácticas de otras culturas, olores, sabores, juguetes… Puede que no sean los reyes de la pasión pero si dispones de, al menos, un par de horas, disfrutar del sexo con un acuario te garantizará un universo de placer que nunca antes habías imaginado. Eso sí, no te extrañe que al terminar se quede mirando al cielo y te explique la historia de la constelación que tenéis justo encima… es lo que tienen...

FANTASÍAS. El coleccionista.
¿Distante? ¿Intelectual? Útilízalo!!! Seguramente los nacidos bajo este signo están deseosos de encontrar quien les convierta el sexo en una cuestión científica. Dile que cierre los ojos y que intente capturar todas las sensaciones para luego contártelas. Le tendrás concentradito y a tu merced todo el tiempo que quieras. Luego rétale a que te haga sentir exactamente lo mismo y no verás a nadie tan dispuesto a llevarte al clímax como tu nuevo amante.
La provocación dialéctica también funciona. Comienza una buena discusión política con tus mejores galas. Aún no está comprobado cuál de los dos elementos es el que desata su pasión… pero el resultado es lo que cuenta, no?

Ella...
Quiere que se la ame por su mente, que suele estar llena de buenas causas, música de vanguardia y deseos de agradar. Muy capaz para ponerse en el lugar del otro, se pasará horas analizando tus problemas desde todos los ángulos posibles. Suele emparejarse de una manera nada convencional. Pero no todo es cerebro, también le gusta su cuerpo y ser admirada por su belleza. Es probablemente la única mujer del Zodiaco que tiene fantasías con alienígenas. Le gusta la ciencia ficción, los retos y toda la humanidad.

El...
Se aburre fácilmente. Por eso, el hombre Acuario necesita gran cantidad de estímulos. Sus deseos compulsivos, por lo nuevo de la situación, hacen de él un amante muy divertido. Sin embargo, el problema es que con una mente tan ocupada como la suya puede que se le olvide en qué momento ha quedado. No le interesan demasiado los compromisos. ¡ Habiendo tanta gente en este mundo y en los otros! Se enamora fácilmente, pero se escurre como el agua en un cesto. Le gustan los viajes sorpresa experimentar nuevas posturas y calentar con Ia mirada.

Capricornio. Un lobo con piel de cordero.

SEDUCCIÓN. Fuego helado
Hemos topado con el hueso más duro de roer de todo el zodiaco. Fríos, distantes y calculadores, estos cubitos de hielo con patas, que guardan uno de los mayores fuegos sexuales, se harán de rogar convirtiéndose en el objeto de seducción mientras te miran de arriba abajo. ¿Sabes moverte? Camina haciéndole ver lo que se puede perder. Derrítele con una buena conversación mientras le enseñas el escote o la fuerza de las manos… y asegúrale que no pretendes sólo sexo (aunque sea mentira cochina). Tendrás que currártelo con velitas, aroma a incienso y buenas vistas de la ciudad (son muy muy tradicionales) pero siempre tienes la opción B: si consigues ser absolutamente descarado y no le das opción a reaccionar le tendrás en la cama arrancándote la ropa sin que se haya dado cuenta de cómo llegó hasta allí.

EN LA CAMA. Un poquito más
Son los reyes del deseo reprimido. Aguantan hasta que les duela, pero una vez que explotan cuentan con un carisma sexual fuera de lo común. Lo suyo es el sexo salvaje, constante y muy, muy frecuente. ¿Sabes esos tarritos que pone “agítese antes de usar”? Pues lo mismo. Juega a tocarle y tocarte, algún lametón, alguna sugerencia al oído, pero sin dejar que te haga nada. Si hace falta átale. Cuándo vuelva a tener movilidad comprenderás por qué valió la pena todo el esfuerzo anterior.
De ellos puedes esperar arañazos, mordiscos, lucha de poder… una noche interminable en la que te preguntarás entre gemidos y bañado en sudor, de dónde sacó esta desvergüenza aquel modosito al que te dirigiste hace unas horas.
Ah, y no te molestes en hacer la cama después. Volverás a utilizarla.

FANTASÍAS. Vamos los dos en compañía…
Cuando el capricornio se desinhibe se convierte en un devorador insaciable, hasta el punto de que, en su fuero más interno y, aunque no se atreva a decirlo, su gran sueño es poder devorar a más de uno y una a la vez. Sí señor, capricornio guarda en su interior al rey de las orgías. Nada le gustaría más que encontrarse en un harén donde, por orden, claro, fueran pasado entre sus manos y sus piernas, toda serie de cuerpos escultóricos en una noche interminable. ¿Quieres jugar? Llévatelo a un pase de modelos o a una calle concurrida y susúrrale al oído qué podría hacer con cada uno y una de los que se cruzan por su mirada mientras guías su mano por tu cuerpo –discretamente-. Le habrás encendido tanto que no será capaz de aguantarse hasta llegar a casa… Corre, meteros en el baño de un bar!!!

Ella...
La mujer Capricornio es una agenda ambulante. Que todo esté en orden es lo más importante para ella y suele ser muy ambiciosa. Tiene deseos sorprendentemente lujuriosos, sobre todo en su madurez. Y suele ser muy indulgente con su colección de amantes que suele mantener durante toda su vida. Sexo, dinero y poder es lo que más la excita. Le gustan la estrategia, las cuentas en Suiza y el multiorgasmo.

El...
EI nasequibles al desaliento y sistemáticos, los hombres Capricornio saben que, a la larga, Ia victoria es suya. Nunca aceptan un "no" por respuesta y no es bueno coquetear con un Capricornio sI no se tiene intención de ligar. Son profundamente sensuales, pero les gusta asegurarse el dónde y cuándo de sus relaciones. Les gustan los juegos sádicos y que les aten. Les gustan las mujeres ricas y el confort.

Géminis. El explorador insaciable.

SEDUCCIÓN. Por la boca muere el pez…
Extrovertidos, sociables, charlatanes e inquietos. Así son los géminis, y ahí está la clave para conquistarles. Si consigues retener su atención, “toda” su atención, la cosa va bien. La conversación es la mejor puerta para entrar en su mundo… y en su cama. Háblale sin pudor de sexo, cautívale preguntándole si ha probado alguna de las posturas del kama sutra o explicándole las técnicas del taoísmo. Mientras le camelas con la palabra puedes acariciarte el cuello o las piernas “distraidamente”. Eso le hará comprender lo que le espera y su famosa impaciencia le hará encenderse como un volcán en erupción. Notas cómo aumenta el ritmo de su respiración? Es el momento!!! Incita su mórbida curiosidad insinuándole que conoces un par de jueguecitos placenteros que quizás le puedas enseñar y le tendrás revolviendo en sus bolsillos para encontrar las llaves de casa!!!

EN LA CAMA. Pentatlón horizontal.
Te gustará saber que los géminis saben hacer más de una cosa a la vez... Sus manos parecen multiplicarse y sus labios pueden acariciar todo tu cuerpo mientras te cuentan lo que te van a hacer después… No les vale con lo que han visto hasta ahora, así que ve preparándote porque acabas de introducirte en el gran circo acróbata del sexo!!! Te propondrá las ideas más descabelladas y, si le sigues el rollo (con sensatez, no te vayas a lesionar) te lo habrás ganado de por vida. Una sudorosa noche con un géminis puede ser inolvidable, ajeno al tiempo te hará llegar a las más altas cotas de placer por los caminos más insospechados y, cuando creas que vas a perder la conciencia…. Volverá a empezar!!!

FANTASÍAS. El mirón.
Por encima de todo, les gusta mirar. Si por ellos fuera, colocarían una webcom en cada alcoba y disfrutarían solos o acompañados del festín visual. Saca del arcón aquellas películas eróticas que escondes desde hace tiempo y déjate llevar por la excitación. Pronto te verás inmersa en una particular versión de cuanto veías en la pantalla. Que no es suficiente? Ellos aman la libertad y no son celosos, así que cuéntale alguna experiencia anterior con todo lujo de detalles. La sola idea les encenderá la líbido y el sentido competitivo porque… con ellos también puedes hacerlo!!!

Ella...
Tanto su pelo como su ropa o sus amigos cambian constantemente hasta el punto de ser a veces irreconocible. Pero, en cuanto entregue el corazón, la mujer Géminis será leal aunque cambie de pensamiento. Llevada por la curiosidad, puede cambiar mucho de amantes antes de quedarse con uno. Le encantan las fantasías y especialmente la de hacer el amor con más de un hombre. Le gustan el lujo y los vibradores.

El...
Los Géminis están siempre haciendo dos cosas al mismo tiempo. Esto puede darles a veces un aire ausente y romántico. Les encanta hablar y abrir su corazón, por lo que son sumamente desvergonzados para comunicar sus sentimientos. Se les ocurren cosas maravillosas, la mayoría de ellas irrealizables, como hacer el amor en un avión o echar un polvo debajo de la estatua de la Libertad. Le encanta verse actuando por lo que procura siempre ponerse de cara a un espejo. Le gusta sentirse enamorado y las películas porno.

Piscis. Un baño de placer.

SEDUCCIÓN. Entre algodones.
Es muy sencillo. Ellos ponen el cebo y con su fascinación te harán picar sin dudarlo. ¿Recuerdas esos ritos de apareamiento que se ven en los documentales de animales? Es el momento de aplicarlos. Son sensibles, imaginativos y muy románticos, así que echa mano de una cena íntima, un buen vino (son muy vulnerables al alcohol) y, con mucha sutileza, cuéntales alguna historia triste. Les habrás seducido y, sin que te dé tiempo a hacerle proposiciones indecentes, les tendrás acariciándote con una mezcla de ternura y deseo. Es el momento de mirarles fijamente a los ojos y pedirles en plan místico que te regalen la noche. Dicho así, tan bonito, les parecerá irresistible. Aprovecha para comerles la boca… ¿Quién ha seducido a quién?

EN LA CAMA. Un universo por descubrir.
La realidad no forma parte de su delicado universo. Son escurridizos como los peces y lo mismo se te entregan sin restricciones que se muestran fríos y ausentes. Tienen una sensualidad fuera de lo común, aunque parecen de porcelana, así que tendrás que esforzarte en despertar su pasión recorriendo todo su cuerpo, pero no tan “sutilmente” que desconecten. Con ellos es mejor provocar despacio hasta que pidan más. Una mezcla de sensibilidad y rollito salvaje les mantendrá atentos todo el tiempo, con ganas de averiguar que será lo próximo… Te verás inmerso en un nuevo lenguaje corporal en el que ellos juegan con tanta imaginación que ni siquiera podrás contárselo luego a los amigos ¿qué fue exactamente lo que te hizo?

FANTASÍAS. Como pez en el agua.
¿Tienes piscina privada? ¿Una bañera considerable? ¿Un hielito a mano? Esta es la tuya. Ya sabes que a ellos las sensaciones húmedas les hacen sentirse “especialmente bien” así que conviértete en agua por un ratito y querrán que formes parte de su cuerpo, en su más amplio sentido. Prueba con un jacuzzi o unos baños árabes. Puede que al principio sientan pudor, por la cosa de lugar público, pero si ya sabes donde tienen sus puntos flacos conseguirás que se olviden de dónde están y que te lo hagan olvidar a ti…. Y sí, saldréis agotados y arrugaditos como uvas pasas, pero a partir de ahí cada vez que se den una ducha cerrarán los ojos para recordar que tú eres quien le está “mojando”….

Ella...
Teatral, sugestiva y emocional, a la mujer Piscis le gustan las pasiones desbocadas y delirantes. Posiblemente se case varias veces y tienda a vivir pasiones secretas aunque esté felizmente casada. No puede resistirse a ciertos encantos, aunque después se la trate mal. Sin embargo, con el hombre de su vida es intuitiva, erótica y cariñosa. Le excita sobre todo la exhibición de su cuerpo. Debido a ello, adora la ropa interior y desvestirse lentamente. Le gustan las camas de agua, el polvo del trapero y la música clásica.

El...
Volátil e inestable el hombre Piscis es una bomba de relojería emocional. Le da miedo que las cosas se acaben y siempre está sediento de afecto. Puede ser un mentiroso poético o un genio. AI hombre Piscis le es indiferente la legalidad y el trabajo duro. Incondicional del sexo, necesita una mujer fuerte y algunos asuntillos secretos. A veces sufre ataques de falta de autoestima y necesita oír que es el hombre más maravilloso de la tierra. Le gusta todo, que es como decir que todo le da lo mismo.

Aries. El incendiario veloz.

SEDUCCIÓN. Puro ímpetu
Acéptalo: NO puedes seducirles. El signo más directo y explosivo sólo sabe conquistar y, además, sin andarse con florituras. Si les asalta el deseo tendrán que “resolverlo” inmediatamente. Si te apetece algo con ellos no tendrás que ser demasiado sutil. Sonríe, muévete por la habitación como tu sabes… en cuanto estés a dos metros de distancia de repente sentirás sus manos recorriendo tu cuerpo y sus labios tan cerca de los tuyos que apenas podrás decir nada. Y cuando ya estés en sus garras te sorprenderán con un ¿lo hacemos? Ellos son así, directos al grano.
Recibido su mensaje -alto y claro- sólo tienes dos opciones. Abofetearle o dejarte llevar por su ímpetu. ¿Te gusta el sexo salvaje? ¿Te gusta sudar? ¿Quieres gritar de placer? Si la respuesta es afirmativa acepta su “romántica” proposición, y esta noche arderá la ciudad!!!

EN LA CAMA Coito, ergo sum
Extrovertidos, lujuriosos y de fuerte carácter, les gusta dominar la situación. Sin que te des cuenta te habrá volteado sobre la cama o, mejor, ni os habrá dado tiempo a llegar a ella. El autobús, el asiento de atrás del coche, un rincón oscuro en unos grandes almacenes, el ascensor, contra la puerta o sobre la mesa del comedor, su líbido llega a tal extremo que difícilmente pueden controlar el deseo de fundirse con su amante. Probará todas las maneras, todos los lugares, con una urgencia que te estremecerá y antes, mucho antes de lo que te imaginas, habrás alcanzado un glorioso éxtasis. Si algo bueno tienen los aries es que basta un gesto para encenderles y que todo su armamento esté preparado para entrar en batalla!!! Haz la prueba, en medio de una calle atiborrada de gente agárrele de la mano y dile al oído que te apetece…

FANTASÍAS Yo, me, mi, conmigo
Los aries pecan de ególatras en el terreno sexual. Demasiado atentos a sus deseos y necesidades, tendrás que convertir tu deseo en el suyo. ¿Cómo? En realidad son bastante fáciles de estimular. ¿Quieres guerra? Provócale paseándote delante suyo como Dios te trajo al mundo, dile lo que te gustaría que te hiciera, paso por paso, o qué vas a hacerle cuando os quedéis solos… Su mayor ilusión sería tener cerca todo lo que pueda saciar sus urgentes apetitos así que, ¿por qué no hacer su sueño realidad? Una playa desierta donde podáis retozar desnudos las veces que queráis, unas fresas para calmar el hambre y un baño refrescante en el que pueda verte “juguetear” con el agua… si sabes provocarle le verás aullando detrás de ti… sólo déjate atrapar…

Ella...
I dealista y romántica en principio, puede ser pasiva y femenina una vez Aries es que tienden a pensar que ha conseguido lo que quiere. Puede llevar a cabo su deseo sin importarle ni el lugar ni la hora. Las mujeres Aries necesitan la pasión y el fuego. También pueden responder a un amante experto clavándole sus rojas uñas en la espalda y emitiendo sonidos demasiado escandalosos a veces. Su deseo secreto es llevar botas altas de cuero y azotar a su amante. Le gusta el color rojo y los deportes peligrosos.

El...
La principal característica de los lo que les gusta a ellos le gusta a todo el mundo. EI estilo de vida sexual de los Aries se compone de pequeñas sorpresas totalmente improvisadas y sus relaciones sexuales suelen ir acompañadas de extravagancias. Es un amante agotador pero nunca aburrido. Le gustan los juegos de guerra y los amantes sumisos.